jueves, 27 de mayo de 2010

"Las palabras tienen algo especial...

.
En manos expertas, manipuladas con destreza, nos convierten en sus prisioneros. Se enredan en nuestros brazos como tela de araña y en cuanto estamos tan embelesados que no podemos movernos, nos perforan la piel, se infiltran en la sangre, adormecen el pensamiento. Y ya dentro de nosotros ejercen su magia."

Y El cuento número trece lo consigue desde el primer capítulo, de donde se extrae este fragmento, uno de tantos, que me han maravillado.

En general la narración de Diane Setterfield es todo un deleite, cómo nos lleva a través de las memorias de una peculiar y misteriosa escritora de éxito, Vida Winter (si es que ese es su verdadero nombre xD) que por fin decide contar la verdad a Margaret, una joven amante de los libros que se encargará de escribir su biografía, pero… ¿contará esta vez en verdad la verdad? (valga la redundancia)


Chán chán chán solo lo sabréis si os adentráis en esas páginas en busca de el cuento número trece, la historia en blanco más famosa de su autora…

^^

Nota: 8/10

1 comentario:

La hechicera del narguile dijo...

Lo de siempre, quizá algún día. No lo puedo prometer xD

Tia, pero eso sí, precioso párrafo.
Mañana te veo, ESPERO! Así que pídeme un librooo cooo, así tengo excusa para verte otro día, cuando me lo devuelvas .p